» Consejos y cuidados

Nombre : Las plantas como regalo

Muchas veces ante un evento especial se nos ocurre regalar una planta, pero ¿qué estamos regalando en realidad? Las plantas son seres vivos y para que crezcan en óptimas condiciones es necesario cuidarlas. Cuando regalamos plantas estamos invitando al agasajado a cumplir con un compromiso, un compromiso positivo a futuro. Cada vez que volvamos a ir a su casa, vamos a querer ver que la planta siga viva, que creció, que tuvo frutos o simplemente ver que esté bien. Vamos a conversar sobre la planta y al verla nuevamente vamos a querer aprender cómo la mantiene, que cosas le pasaron y como la superaron. Cuando regalamos una planta, consciente o inconscientemente estamos invitando a compartir una experiencia. Una experiencia de vida. Como pocos regalos, las plantas tienen un significado mucho mayor que exclusivamente el material y ornamental. Detrás del objeto están los sentimientos y los lazos que hacen a una relación. Nos llena de placer ver que las plantas crecen a la par de nuestras amistades, amores y vínculos comerciales. Y al igual que estos hay épocas en las que están mejor, que uno se olvida de mantenerlas, que se recuperan y también que se mueren. Al fin y al cabo en las plantas se reflejan nuestras ganas de aprender, nuestra dedicación y nuestro empeño por un bien común. Cuando nos contacte pídanos asesoramiento para saber cuál es la planta que mejor se adapte a la persona que se la vamos a regalar. Por eso, cuando nos regalen una planta valoremos que hay alguien que está apostando a nosotros.